LA PARROQUIA DE SANTA MARTA DE ASTORGA

 

Siempre tiene uno ganas de saber y de encontrar al menos una referencia de lo que le llama la atención. La Iglesia parroquial de Santa Marta de Astorga guarda un precioso patrimonio artístico y devocional. Su historia es secular y felizmente sigue siendo una comunidad viva y llena de esperanza en Jesús resucitado.

 

Hemos querido brevemente condensar los datos artísticos de la Iglesia, te los ofrecemos con gozo. Si estas de paso como peregrino o como turista para que te encuentres feliz con nosotros y nos conozcas, y si eres hijo de la parroquia para que conociéndola la ames más.

 

Recuerda si eres creyente que Jesús está presente en el Sagrario y que su presencia es la razón de todo lo demás. Dile una plegaria y saluda a la Virgen que aquí veneramos con el precioso título del Amor Hermoso.

 

Sé bienvenido y vete en paz.

 

 SANTA MARTA

 

La Tradición hace de Santa Marta una joven mártir de la persecución de Decio (249-251) en el siglo III, natural de Astorga, cuya casa se ubicaría en el mismo espacio de la actual iglesia. Se representa a Santa Marta como una joven con la palma del martirio y otras veces como solícita maestra de los niños Justo y Pastor, hijos de su hermano San Vidal.

 

En la Edad media el culto de Santa Marta hace nacer en este lugar un monasterio y en tierras zamoranas de la diócesis de Astorga el de Santa Marta de Tera. Su ubicación cercana a la Catedral hizo de esta iglesia “hijuela del Cabildo”, es decir era la parroquia de la Catedral y hasta el siglo XIX el párroco con título de Rector era un Canónigo de la Catedral.

 

Es la patrona secular de la Ciudad y desde 1741 con acuerdo solemne y oficial. La fiesta litúrgica se celebra el 23 de febrero.

 

 LAS IGLESIAS ANTERIORES

 

Antes de la actual iglesia hubo al menos otras dos, una prerrománica de los siglos VII al X de pequeñas dimensiones, cuyos restos aparecieron en 1999 detrás del ábside actual, quedando señalado en el suelo parte de su perímetro siendo el hallazgo más importante los restos de una celosía. Esta iglesia es la más antigua documentada hasta el momento en Astorga.

 

En época románica debió de existir otra iglesia con la cabecera en la parte de la actual entrada y a la que daba la celda de las Emparedadas.

 

 LA ACTUAL IGLESIA

 

 Arquitectura

 

La actual iglesia nace del interés de un párroco excepcional del siglo XVIII, el canónigo Don Bartolomé de Loredo que la reedifica desde los cimientos a mediados del siglo XVIII, concretamente es en 1738 cuando se inicia, culminándose en septiembre del año 1741 con el traslado solemne del Santísimo Sacramento.

 

De tres naves, comunicadas las laterales por arcos, con un breve crucero. Bóvedas de cañón y cúpula sobre el crucero.

 

De estilo barroco, construida con mampostería y sillería labrada. Las trazas se deben al maestro de la Catedral Domingo Martínez.

 

La portada especialmente trabajada. Arco de medio punto con cabezas de querubines en las enjutas. Sobre este arco frontón partido acogiendo hornacina con imagen pétrea de Santa Marta.  En la esquina de la fachada que mira a la catedral se puede ver un capitel labrado interesante quizá procedente de la anterior fachada.

 

Tuvo espadaña de dos cuerpos y arcos de medio punto como las otras iglesias de Astorga, en 1896, quizá por estar ruinosa, se sustituyó por la actual de granito. Con dos cuerpos con pilastras y columnas toscazas. La obra se hace al tiempo de las obras del Palacio por eso el uso de granito.

 

Interesante la Portada de la sacristía con una venera la clave. La portada que da al atrio de la Catedral con arco de medio punto. En esta misma fachada hacia la cabecera escudo labrado en piedra con el cordero Pascual que son las armas del Cabildo.

 

 Yeserías

 

El ornamento interior de la Iglesia se confía a la yesería muy común en la Astorga del siglo XVIII y que alcanzan aquí alta calidad. De carácter geométrico en la nave con formas rectangulares y  triangulares con contornos quebrados y mixtilíneos. Son por el momento anónimas pero podrían deberse a los albañiles Santiago López, Antonio Fernández y Juan Raposo que por estas fechas realizan las de Murias de Rechivaldo muy parecidas a estas.

 

La Cúpula de media naranja es obra de gran empeño y de lo más destacado en este arte. La intensa decoración con ángeles, animales fantásticos, una inmaculada y escudo del Cabildo, tiene en las pechinas la representación de 4 santos tenidos como Astorganos, Santa Marta enseñando a leer a los Niños Justo y Pastor, San Vidal, su hermano y militar romano, San Adrián ermitaño astorgano y San Feliz diácono.

 

 Vidrieras

 

En 1989 se colocaron las vidrieras realizadas por el artista cepedano Benito García Alvarez “Escarpizo).

 

En el crucero están representadas las dos devociones más vivas de la Parroquia la Virgen del Amor Hermoso y el Sagrado Corazón de Jesús.

 

En la nave Dos evocan a Santa Marta virgen (azucenas) y mártir (espada). Otras dos la Eucaristía (Espigas y racimos) y la Oración (Rosario). Y las dos del final con el escudo de Astorga el patronato de la Santa sobre la ciudad y el escudo del Papa Juan Pablo II la vinculación con la Iglesia.

 

La de la fachada reproduce la imagen de Santa Marta del altar mayor, es anterior pero con intervención en este mismo momento.

 

 Las Puertas

 

Las actuales puertas reproducen el diseño de las anteriores barrocas, se realizaron el año 2002.

 

Las que miran a la Catedral en la parte superior tienen medallones con Santa Marta enseñando a los Niños Justo y Pastor y a San Vidal son del siglo XVIII.

 

 Retablos

 

Retablo Mayor

 

La obra del actual retablo mayor se contrata en 1740 con Lorenzo de Villagrá, vecino de Pliegos que falleció sin acabarlo, rematándolo Andrés Domínguez Fierro. En 1797 hay una intervención en el retablo para darle una apariencia neoclásica, realizando esta obra Miguel y Joaquín Alonso. En 1797 se policroma el retablo por el pintor Agustín Rodríguez Cifuentes. Resulta una obra muy original con grandes columnas jaspeadas y elegante movimiento de planta.

En la hornacina central talla en madera policromada obra magnífica del escultor Lucas Gutierrez que la contrata en 1668.  Sobre ella un relieve representando a Santa Marta enseñando a sus sobrinos Justo y Pastor, y rematando todo un relieve con el Padre Eterno claramente inspirado en cosas de Miguel Angel. A los lados del retablos en hornacinas ya de gusto rococó San José obra anónima del siglo XVII y San Ramón Nonato lo hace en 1797 el escultor astorgano Mateo Núñez, es obra de menos calidad.

 

 

La iconografía del retablo la completan dos representaciones pictóricas también discretas de San Jerónimo y San Agustín del policromador del retablo Agustín Rodríguez Cifuentes.

 

En 1741 el Obispo Don Pedro de Cáceres regaló un cuadro de Nuestra Señora de la Portería (Una  Inmaculada) que se veneró en este retablo mayor existiendo una hermandad para solemnizar el culto. El cuadro, obra notable del siglo XVIII hoy está en la Casa Rectoral.

 

En 1933 se hizo un altar nuevo  con figuras talladas (Un Cristo con ángles) y otros adornos y un manifestador a manera de templete central. Uno y otro se retiraron tras las reformas del Concilio Vaticano II.

 

 

 

En 1978 se llevó a cabo la remodelación del presbiterio para adaptarlo a la liturgia conciliar siendo párroco Don Vicente Ferrero y  en 1989 se colocó un sagrario de madera sustituyendo a uno de metal es del siglo XVIII y procede de la parroquia de Cogorderos, puede ser obra del escultor Baltasar Ortiz

 

Santo Cristo

 

Talla gótica de madera policromada. Siglo XV. Restaurado en 1996 por la empresa Ave Maria 8.

 

Retablo de la Virgen del Rosario (A la derecha del altar mayor)

 

Los actuales cinco  retablos laterales se realizan todos entre 1798 y 1803 por los tallistas astorganos Miguel y Joaquín Alonso. Se policromaron con jaspeados entre 1802 y 1804 por Agustín Rodríguez Cifuentes y Benito García Hernández

 

La imagen de la Virgen del Rosario es talla de madera policromada del siglo XVI  sedente con arreglos del siglo XVIII así como la vistosa peana con angelitos.

En la hornacina alta imagen de San Lázaro, siglo XVIII. Procede del lazareto situado a la salida de Astorga en términos de la parroquia.

A un lado y por seguridad está colocada la imagen de San Antonio de Papua, obra barroca del siglo XVIII y de buena mano.

 

Retablo del Sagrado Corazón

 

Estuvo dedicado al Santo Cristo, cuya imagen barroca valiosa del siglo XVIII se conserva actualmente en el Despacho parroquial. Actualmente está dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Talla de comienzos del siglo XX, de  calidad dentro de la estética tradicional de esta iconografía. Es la gran devoción de la parroquia.

 

En la hornacina superior talla barroca de San Andrés. Y a un lado colocada aquí por seguridad la de San Roque peregrino también barroca y valiosa

 

Retablo de la Virgen del Amor Hermoso

 

A mediados del siglo XIX comienza la devoción y culto a esta imagen de vestir de procedencia madrileña. Tuvo cofradía muy viva. La corona de plata regalo de unas señoras en 1866. La Reina Isabel II con motivo de su paso por Astorga le regaló un precioso manto. En esa ocasión predicó San Antonio María Claret en la Iglesia, puede verse en el retablo un autógrafo del santo concediendo indulgencias fechado el 16 de septiembre de 1858. El Domingo de Pascua con esta imagen se realiza el encuentro con el resucitado en el atrio de la Catedral.

 

Se destinó a ella el retablo que hasta entonces estaba dedicado a la Virgen del Pilar. La talla barroca de esta advocación está en la casa rectoral y el Santiago orante colocado a sus pies se depositó en el Museo de los Caminos.

En la hornacina superior talla discreta de San Bartolomé.

 

Pero este retablo como los de que faltan incorporó, a modo de calles laterales, unas tablas de grandísimo interés. De la mejor pintura de Astorga. Son del anterior retablo mayor que hacia 1578 pintó Gaspar de Palencia, uno de los dos que se encargan de la policromía del retablo mayor de la Catedral.

 

Las de este retablo representan la Oración del Huerto y a Santa Marta hermana de Lázaro con la tarasca. Algo recortadas para adaptarlas al nuevo marco. De excelente ejecución y vivo color tal como impone la estética manierista. Han sido recientemente restauradas.

 

Retablo de San Pedro de Alcántara

 

Del mismo momento y autoría que los anteriores, durante algún tiempo se dedicó al Niño Jesús de Praga, imagen de serie hoy en la Sacristía. También se dio culto a una imagen de iguales características de San Juan Bautista de la Salle.

 

Hoy como inicialmente ocupa la hornacina central la mejor talla de la Iglesia:un San Pedro de Alcántara de intensa concentración, obra del siglo XVIII quizá de taller madrileño.

 

Tres tablas de Gaspar de Palencia completan el retablo, a los lados La Aparición de Cristo a la Magdalena tras la Resurrección, el llamado Noli me tangere, y Jesús con la cruz a cuestas. En el ático el evangelista San Mateo que formaría parte de la predela del retablo mayor desaparecido del que proceden.

 

Retablo de Nuestra Señora del Carmen

 

Fue retablo de San Antonio de Papua. La Virgen del Carmen ocupaba otro que  desapareció en las reformas de postconcilio. La talla de madera policromada del siglo XVIII es barroca de buena escultura.

 

En este retablo están las tablas de Gaspar de Palencia que representan el juicio y el martirio de Santa Marta y en el ático el evangelista San Marcos.

 

Imagen de Santa Teresa de Jesús

 

Buena es la talla de la Santa abulense, que tuvo retablo al menos desde 1650. La imagen del siglo XVII de madera policromada, con elegante disposición del manto, recogido sobre el brazo. En la peana en latín un texto de Judit 8, 28 “Todo cuanto has dicho, con recta intención lo has expresado y nadie puede despreciar tus palabras. Pide por nosotros tu que eres una mujer santa y temerosa de Dios”

 

Retablo de San Isidoro. (A la entrada de la Iglesia)

 

Obra de alta calidad de estilo renacentista. Un cuerpo y ático. De madera policromada. Relieve representado a San Isidoro obispo, lo que permite deducir que el retablo perteneció a la Capilla de San Isidro o Isidoro que se encontraba en términos de esta parroquia. Es muy delicada la talla y se puede atribuir a Pedro del Camino o Tomás Mitata que trabajan en la obra del Coro de la Catedral, se realizaría pues en tono a 1550.

 

La talla que lo preside hoy San Felipe Neri y provendrá de la capilla que tenía el santo en la calle de Santiago. Es del siglo XVIII.

 

La otra imagen de San Juan Evangelista es talla manierista excelente de fines del siglo XVI

 

 Baptisterio

 

A los pies del templo el Baptisterio con preciosa pila bautismal de piedra de Boñar, gallonada, con el escudo del Cabildo. Es obra del siglo XVII.

 

Un lienzo no malo del siglo XVIII pero maltrecho representa el Bautismo de Jesús.

 

 Orfebrería

 

Posee la parroquia un conjunto interesante de orfebrería. La cruz parroquial está depositada en el Museo de los Caminos. Además interesante conjunto de cálices y bandejas y otro ajuar litúrgico.

 

En el presbiterio hay dos lámparas de plata una de ellas lleva esta inscripción: "LA DIO Y DOTO EL SR. D. JOSEPH MORENO Pª QUE ARDA SIEMPRE EN ESTE ALTAR DE NTRA. SRA. DEL ROSARIO DE SANTA MARTA DE ASTORGA", y como elemento decorativo en cartelas muy barroca figura repetidas veces el escudo de los Moreno. Un castillo almenado con tres torres, disponiéndose en las extremas dos aves y el mote: "Nigra sum sed formosa", que hace alusión al apellido "Moreno" y evoca al tiempo a Nuestra Señora, a quien se aplica este versículo del Cantar de los Cantares.

 

La otra es también valiosa se ornamenta con labores florales y geométricas Punzón: "Pº./ GAR /IDO/ 696", es decir se trata del platero de Valladolid Pedro Garrido que la hizo el año 1696.

 

 Celda de las Emparedadas

 

Al lado de la Iglesia de Santa Marta, subsiste en Astorga un raro testimonio de aquella costumbre medieval de emparedarse de por vida. La celda de las emparedadas es un espacio irregular, con una ventana abierta a la calle, por donde recibían limosna y alimiento y por donde también se comunicaban. Estoy cierto que los peregrinos a su paso establecieron con ellas esa relación que se mantiene con todo lo que sorprende e interesa. Otra ventana comunicaba con la Capilla Mayor de la Iglesia de Santa Marta, para poder asistir a los sagrados oficios. La historicidad de esta extraña costumbre es incuestionable, muchos documentos hacen referencia a ellas, así en el testamento que el 10 de septiembre de 1344 hizo el canónigo de la Catedral y rector de Santa María de Ponferrada. D. Pedro Domínguez. Manda “a cada una de las emparedadas de Astorga sennos maravedís”.

 

La ventana se defiende con unos barrotes de hierro y uno de sus marcos lleva una inscripción en latín que dice: “MEMOR ESTO JUDITII MEI, SIC ENIM ERIT ET TUUM. MIHI HERI,ET TIBI HODIE”, cuya traducción es Acuérdate de mi condición pues esta será la tuya. Yo ayer, tu hoy”.

 

 Capilla de San Esteban

 

La erigió la Cofradía de San Esteban que había nacido en el siglo X en el inmediato pueblo de Brimeda y fue inicialmente de sólo clérigos. En el año 1304  el Obispo Don Alfonso y el Cabildo le ceden un terreno junto a la Iglesia de Santa Marta para edificar esta capilla que hoy subsiste, La portada es obra neoclásica realizada en 1787 por el arquitecto Manuel Serrano con las armas reales. En el interior todo evoca la edad media, el armazón de madera, los sobrios muros, los sepulcros.

 

 Hijos ilustres o personajes vinculados con la parroquia

 

Aquí estuvo enterrado el cuerpo del Obispo San Ordoño que con San Alvito trajo desde Sevilla el cuerpo de San Isidoro en el siglo XI

 

La lápida sepulcral se conserva en el Museo de los Caminos, el anillo en el Museo de la Catedral y las reliquias estuvieron en el Obispado hasta tiempos recientes en que pasaron al relicario de la Catedral.

 

De 1900 a 1902 estuvo encargado de la parroquia D. Manuel Sanromán Elena, que en 1908 alcanzará la Dignidad episcopal siendo nombrado obispo titular de Melaso y auxiliar en Calahorra- La Calzada del Cardenal Aguirre y administrador apostólico de esta sede en 1909 falleciendo el 28 de agosto de 1911. Guardó Don Manuel cariño a esta parroquia y le legó una preciosa casulla bordada que se conserva.

 

Nacieron en la parroquia el P. Francisco Blanco, agustino y escritor, El auditor de la rota Don Pedro Goy Garrote, el eximio orador e historiador Don Marcelo Macías y García. Los escritores Ricardo Gullón y Luis Alonso Luengo. Y aunque nacieron y se bautizaron en San Bartolomé vivieron y tuvieron su casa en ésta los poetas Alvaro y Leopoldo Panero

 

El pintor Pedro de Bilbao, manda enterrarse en la parroquia en 1594 y otros muchos artistas se avecindaron aquí, siendo además la parroquia del Palacio Episcopal, del Palacio Marquesal y del Seminario

 

 

Apunte bibliografico

 

ARIAS MARTINEZ, Manuel y GONZALEZ GARCIA, Miguel Angel. “Los retablos mayores de la iglesia de Santa Marta de Astorga.” ASTORICA Nº 14. Astorga, 1995

 

GONZALEZ GARCIA, Miguel Angel Y ARIAS MARTINEZ, Manuel “A propósito de Gaspar de Palencia.” ANUARIO MUSEO BELLAS ARTES DE BILBAO, Bilbao, 1993

 

GONZALEZ GARCIA, Miguel Angel  “Santa Marta Patrona de Astorga (Historia de su patronato)” FOLLETO Nº 9 DEL CIT DE ASTORGA. Astorga, 1992.

 

GONZALEZ GARCIA, Miguel Angel. “Nuevos datos sobre el escultor astorgano del siglo XVII, Lucas Gutiérrez” HOMENAJE AL PROFESOR MARTIN GONZALEZ. Valladolid, 1995.

 

GONZALEZ GARCIA, Miguel Angel “ Las Advocaciones marianas de la ciudad de Astorga” BOLETIN OFICIAL DEL OBISPADO DE ASTORGA Nº 6. Astorga,1988

 

RODRIGUEZ DIEZ, Matías “Historia de la Muy Noble Leal y Benemérita Ciudad de Astorga”. Astorga, 1909.

 

SAN ROMAN, Angel “Historia de la Beneficencia en Astorga” Astorga, 1908.

 

VARIOS AUTORES “Encrucijadas.” Las Edades del Hombre. Astorga 2000.

 

 

                                                        Miguel Angel González García